El Born Centre de Cultura i Memòria

Patrimonio cultural
  • Museos
  • Investigación y conocimiento
  • Turismo responsable

El Born Centre de Cultura i Memòria

En el 2001, en el interior del mercado aparecieron restos de casas del antiguo barrio de la Ribera: correspondían al área que Felipe V hizo arrasar después de la derrota catalana de 1714, y que habían quedado sepultadas desde entonces. El hallazgo fue el germen de El Born Centre de Cultura i Memòria, creado con el principal objetivo de estudiar los restos, conservarlos y mostrarlos al público.

La historia bajo los pies

El Born se inauguró en 1876 como mercado municipal y fue uno de los primeros edificios de Barcelona construido con estructuras de hierro visto, siguiendo las tendencias europeas del momento. Poco se sospechaba en aquellos años que, bajo la nueva construcción, se encontraba, dormido, un yacimiento arqueológico de gran significado para la historia de la ciudad.

Así, inspirándose en Les Halles de París, el arquitecto Josep Fontserè proyectó un espacio funcional, alto y diáfano, del cual destacan el esqueleto metálico, la cúpula central y la cubierta de tejas vidriadas. En 1921 se convirtió en mercado central mayorista, se mantuvo activo hasta 1971 y se restauró en 1977, aunque quedó en desuso.

La ciudad perdida

A finales del 2001, mientras se hacían obras en el edificio para ubicar la Biblioteca Provincial, salieron a la luz restos de casas que habían formado parte del barrio de la Ribera. A raíz del descubrimiento, las obras se detuvieron y, cuatro años más tarde, la Generalitat declaró la zona Bien Cultural de Interés Nacional.

Aunque el yacimiento que se encontró en el Born representa menos del 10 % de toda la zona cero, su estado de conservación óptimo ha hecho posible recrear la vida de la Barcelona de 1700. Se han identificado 60 viviendas, además de calles, pozos, alcantarillas y otras infraestructuras. Además, la gran cantidad de objetos recuperados —utensilios de cocina, piezas de cristal y de porcelana, herramientas de trabajo, armas, etcétera— permite reconstruir con fidelidad la vida cotidiana de los barceloneses del siglo XVII y principios del XVIII.

Inaugurado en el año 2013, El Born Centre de Cultura i Memòria acoge, además del yacimiento, muestras y exposiciones, ciclos de conferencias, conciertos, espectáculos y otras actividades.

En el exterior, late uno de los barrios más dinámicos y pintorescos de Barcelona: en el Born conviven vecinos de toda la vida y viajeros que están de paso, comercios centenarios y restaurantes de cocina contemporánea, palacios medievales y estudios de diseño. Así pues, el yacimiento convive con las nuevas tendencias que tanto caracterizan al barrio de hoy.

more

Información de contacto

Síguenos: