El Mirador de Colom

Espacios urbanos
  • Ocio y tiempo libre
  • Patrimonio cultural
  • Turismo responsable

El Mirador de Colom

La estatua de Cristóbal Colón, a más de 60 metros de altura, vigila la ciudad y recibe a los visitantes. El monumento al descubridor de América es uno de los más emblemáticos de Barcelona. El brazo extendido y el dedo señalando algún punto forman parte de la leyenda urbana de la ciudad. El mirador ofrece unas vistas privilegiadas de toda Barcelona y, además, es el lugar ideal para adivinar adónde apunta el dedo de Colón.

Un monumento de altura

En el cruce entre La Rambla, el paseo de Colom y el Puerto de Barcelona se alza una columna de hierro de 60 metros sobre la que se encuentra Cristóbal Colón dando la bienvenida a los visitantes. El monumento en honor al descubridor de América se inauguró para la Exposición Universal, en 1888, y ponía punto final a las obras de remodelación del litoral y el puerto barcelonés. Una columna de 60 metros y más de 233 toneladas de hierro sirvió de pedestal a una estatua de 7 metros de alto!

Vistas por descubrir

Lo que realmente impresiona es el mirador de la torre, al que se accede desde un ascensor interior. Las vistas panorámicas de 360o sobre la ciudad permiten ver, al norte, el barrio gótico, con edificios históricos como la catedral y Santa Maria del Mar, las Ramblas e incluso las cúpulas de la Sagrada Familia; mirando al sur, la montaña de Montjuïc y la Anilla Olímpica; si se gira al este, desde el mirador se divisan el Fòrum y las torres que dan entrada al Puerto Olímpico, ¡e incluso el pez dorado de Frank Gehry!; y si se mira hacia el oeste se completa con Collserola y la montaña mágica del Tibidabo.

La plaza donde está situada la torre del Mirador de Colom se llama Portal de la Pau, y es un recuerdo del fin de la Segunda Guerra Mundial, pero la fama de la estatua del descubridor es tan grande que la plaza ha perdido su nombre: todo el mundo la conoce como plaza Colom.

La estatua de Colón es uno de los iconos de la ciudad. Intentar adivinar hacia dónde señala con el dedo es todo un reto, y hacerse una foto con algunos de los leones que flanquean las puertas de entrada a la torre, una tradición.

more

Información de contacto

Síguenos:

También te puede interesar...