El Museo Picasso

Museos
  • Vanguardias
  • Creatividad
  • Ocio y tiempo libre
  • Pablo Picasso

El Museo Picasso

Un museo ubicado en cinco palacios. La espléndida calle de Montcada, en el barrio de la Ribera, con toda su historia y su ademán señorial, es la mejor ubicación para la obra de un artista genial, Pablo Picasso, que mantuvo una intensa relación con la ciudad de Barcelona. Cinco palacios que acogen un centro de referencia artístico con las mejores obras de juventud de Picasso.

Del gótico a la vanguardia

El Museo Picasso de Barcelona acoge un fondo de 4.249 obras de colección permanente y es fundamental para conocer los años de juventud y formación del pintor. El museo ocupa cinco palacios en la calle de Montcada que constituyen una de las mejores muestras de la arquitectura gótica civil catalana. Los palacios tienen una estructura común en torno a un patio central y una gran escalinata noble que les da acceso. Precisamente toda la calle de Montcada tiene la calificación de conjunto monumental histórico-artístico.

El Museo Picasso es el símbolo de una relación de amor entre la ciudad de Barcelona y el pintor. La familia Ruiz Picasso se instaló en Barcelona a finales del siglo XIX, cuando Pablo era un adolescente de catorce años.14 Enseguida entró a estudiar en la Escuela de Bellas Artes de la Llotja y empezó su carrera como pintor. 18 Con dieciocho años, vivió la inauguración del café Els Quatre Gats, que se convertiría en uno de los centros de la intelectualidad catalana del momento. Un joven Picasso pintó los menús del café a cambio de poder montar una exposición.

La Barcelona de Picasso

Los primeros años de formación de Picasso fueron fundamentales en su carrera artística, y la vinculación con Barcelona siempre se mantuvo viva. Tanto es así que, por expreso deseo del artista, y gracias a la ayuda de su secretario y amigo Jaume Sabartés, decidió que la ciudad acogiera, de manera permanente, un museo con su obra de juventud. El mismo Pablo Picasso donó al museo la serie Las Meninas de Velázquez, una de sus obras más reconocidas e importantes.

La calle de Montcada, vestigio de la Barcelona señorial de otros tiempos, fue el lugar escogido para emplazar el museo, y la colección empezó en el Palau Aguilar, de estilo gótico, en 1963. Las ampliaciones siguientes del fondo pictórico propiciaron que se ocuparan, en diferentes años, el Palau Baró de Castellet, el Palau Meca, la Casa Mauri y el Palau Finestres.

El museo se encuentra en el barrio de la Ribera del distrito de Ciutat Vella, donde el pintor también tuvo sus primeros talleres. Muy cerca del café Els Quatre Gats y de la Llotja, se extienden escenarios esenciales en la formación y el desarrollo artístico de Pablo Picasso.

La historia de amor entre Barcelona y Picasso no acabó nunca. En Ciutat Vella dejó amigos, relaciones y dibujos y, por voluntad propia, uno de los mejores museos sobre su obra.

more

Información de contacto

Síguenos:

También te puede interesar...