Patrimonio cultural
  • Antoni Gaudí
  • Creatividad
  • Modernismo

La Casa Batlló

Edificio emblemático de Gaudí, la Casa Batlló, en el paseo de Gràcia, es la representación del esplendor artístico de este singular arquitecto.Declarada Patrimonio Mundial por la Unesco, su tejado ondulante, que recuerda al lomo de un dragón, es uno de los símbolos del modernismo de Barcelona.

Un sueño burgués

La Casa Batlló, fantasía modernista por excelencia, es obra del arquitecto Antoni Gaudí y el símbolo de una época y de una clase social muy concreta: la Barcelona burguesa de inicios del siglo XX. En aquella época, con el desarrollo del Plan Cerdà, iniciado en las postrimerías del siglo XIX, muchas familias acomodadas trasladaron sus residencias al paseo de Gràcia y establecieron también sus negocios. Uno de ellos fue el comerciante Josep Batlló i Casanovas, que en 1903 adquirió el edificio original que había en este solar y en 1904 contrató a Antoni Gaudí, ya muy famoso en esos años, para que remodelara la vivienda.

Con vida propia

Lo que hizo el arquitecto marcó un antes y un después en la arquitectura moderna y dejó un legado artístico para la posteridad. La aplicación de su inspiración naturalista, con formas onduladas y orgánicas, y la creación de una nueva fachada completamente recubierta de cristal y piedra, inspirada en el coral marino, dotaron al edificio de un aspecto completamente nuevo y original.

Por otra parte, Gaudí siempre tuvo como principal objetivo la funcionalidad, y la atención que puso en la iluminación y en la ventilación es digna de remarcar. Para eso, dispuso un gran patio central al que daban las habitaciones de servicios, mientras que los salones y los dormitorios daban a la fachada.

Aún hoy la Casa Batlló resulta una obra original y arriesgada, hecho que le otorga un valor incalculable, y por eso ha sido declarada Patrimonio Mundial por la Unesco.

more

Información de contacto

Síguenos: