El Paseo de Gràcia

Espacios urbanos
  • Antoni Gaudí
  • Creatividad
  • Josep Puig i Cadafalch
  • Lluís Domènech i Montaner
  • Modernismo

El Paseo de Gràcia

Con unas baldosas diseñadas por Gaudí, unos bancos-farolas esculpidos en trencadís y unas fantasiosas fachadas modernistas, El paseo de Gràcia es un emblema de elegancia.

La arteria de L’Eixample modernista

El paseo de Gràcia, que comunica el casco antiguo con la Diagonal, toma este nombre por el hecho de haber sido, desde tiempos antiguos, el camino que comunicaba la antigua Barcelona amurallada con la villa de Gràcia, que actualmente es un barrio más de la ciudad. A finales del siglo XIX, cuando Ildefons Cerdà planteó L’Eixample, convirtió esta vía en uno de los principales ejes de su proyecto, y la dotó de gran anchura y protagonismo.

Su relevancia comercial atrajo a la burguesía más acaudalada, que empezó a construir edificios propios en el paseo y a competir para ver quién tenía la casa más lujosa y extravagante. Así fue cómo los arquitectos modernistas de la época tuvieron carta blanca para dejar volar su imaginación y proyectaron los magníficos edificios que hoy otorgan a la vía un valor único. Antoni Gaudí, el más singular de todos, firmó la Casa Milà, más conocida como la Pedrera, que sorprende con su fachada ondulada, y también la Casa Batlló, con su techo en forma de dragón. Justo junto a esta, Josep Puig i Cadafalch construyó la Casa Amatller, con una fachada triangular que evoca el gótico catalán desde un modernismo colorido y, más allá, cerca de la plaza de Catalunya, Lluís Domènech i Montaner edificó la Casa Lleó Morera.

Con estilo propio

Caminar por el paseo de Gràcia permite dejar volar la imaginación y perderse en las formas fantasiosas de las fachadas y en las vidrieras de los edificios singulares que se encuentran en él, y, además, disfrutar con las tiendas más lujosas, dado que en los bajos de estos edificios se instalaron los principales comercios de la nueva ciudad, los cuales aún existen. Las mejores firmas internacionales han abierto su espacio en el paseo de Gràcia, y conviven con boutiques ya centenarias como Santa Eulàlia, un emblema de la alta costura en la ciudad.

more

Información de contacto