La plaza de la Sedeta

Espacios urbanos
  • Creatividad
  • Patrimonio cultural
  • Investigación y conocimiento

La plaza de la Sedeta

Símbolo de trabajo y lucha para muchos vecinos de la zona debido a su estrecha relación con la industria, la plaza de la Sedeta ocupa una amplia parcela del barrio conocido como el Camp d’en Grassot y Gràcia Nova que había sido terreno fabril. La antigua fábrica Pujol i Casacuberta, popularmente conocida como la Sedeta, es hoy un centro cívico que recoge el espíritu vecinal.

Industria y lucha vecinal

Como símbolo claro del espíritu comunitario y vecinal que siempre ha sido característico del barrio de Gràcia, la plaza de la Sedeta acoge el centro cívico homónimo que desde 1984 organiza gran parte de la vida cultural de la zona, con talleres, cursos, conciertos, etc.

Históricamente, el edificio industrial de ladrillo visto de 7.000 metros cuadrados que ahora ocupa el centro cívico había sido una fábrica textil que oficialmente se llamaba Pujol i Casacuberta, aunque todo el mundo lo llamaba la Sedeta, nombre que después se traspasó a la plaza que lo rodeaba.

Un centro cívico emblemático

Marcada por un espíritu luchador, la plaza no se puede disociar de esta fábrica que, durante la huelga de tranvías de 1951, fue la primera en parar la producción. En el año 1978, la plaza también fue testigo de una intensa campaña vecinal para salvar el edificio de la fábrica, que se quería derribar para construir pisos y que finalmente el Ayuntamiento adquirió para destinarlo a uso público.

Llena de vecinos y jóvenes que participan en las actividades del centro cívico, vale la pena acercarse hasta el centro del Campo d’en Grassot para conocer una de las plazas con más historia de Barcelona.

more

Información de contacto