La plaza de la Vila de Gràcia

Espacios urbanos
  • Ocio y tiempo libre
  • Patrimonio cultural

La plaza de la Vila de Gràcia

La plaza de la Vila de Gràcia siempre está llena de terrazas, de niños, de turistas y de vecinos de toda la vida. Castellers, cabezudos, gigantes, sardanas, bodas, conciertos y actos reivindicativos que tienen lugar durante todo el año animan una plaza que es el corazón y la esencia misma del barrio.

Testigo de tiempos convulsos

Cuatro han sido los nombres oficiales de la plaza: plaza de Orient, de la Constitució, de Rius i Taulet y, finalmente, de la Vila de Gràcia. Aquí han transcurrido episodios históricos, como el de la Revuelta de las Quintas en 1870, durante la cual según explica la tradición tuvo lugar un acto de insurrección cuando los vecinos se negaron a inscribir a sus jóvenes en el ejército. La campana de la entonces plaza de Orient empezó a sonar en un llamamiento a la resistencia que se volvió simbólico, y no paró en seis días, pese a que las tropas la cañonearon. Cuenta la leyenda que fue una vecina del barrio quien, mediante una cuerda que llegaba hasta su azotea, pudo tocar la campana para avisar al vecindario de la llegada del ejército.

El Ayuntamiento y el campanario

El mítico campanario fue construido por Antoni Rovira i Trias entre 1862 y 1864. Se trata de una torre octogonal de 33 metros de altura con un reloj de esferas de cuatro lados, en cuya base hay una fuente.

El edificio donde estaba el Ayuntamiento ahora centro administrativo del distrito es obra de Francesc Berenguer, del año 1904, y destaca por el color azul cielo de la fachada. En él, se pueden contemplar el escudo de Gàcia hechro de hierro forjado y los elementos decorativos de ventanas y balcones, verdaderas obras de arte del trabajo en forja.

more

Información de contacto