El viaducto de Vallcarca

Patrimonio cultural
  • Espacios naturales
  • Parques y jardines
  • Calidad de vida
  • Turismo responsable

El viaducto de Vallcarca

Cuatro leones alados coronan la gran estructura de hormigón armado con hierro que sorprende a todo el que llega por primera vez al barrio de Vallcarca i els Penitents.Es el Viaducto de Vallcarca, un puente que une las dos cimas de este barrio y que ofrece vistas impresionantes de la ciudad hasta el mar.

Un barrio entre colinas

El barrio de Vallcarca i els Penitents es uno de los cinco que constituyen el distrito de Gràcia, y se encuentra entre las colinas del Coll y del Putxet. Vallcarca era un antiguo núcleo de veraneo donde las familias buscaban la paz que la ciudad ya no ofrecía. Trepando por las faldas de las colinas, se edificaron casas de verano que convivían con las masías de los campesinos en los numerosos campos de cultivos de la zona. Un paisaje que todavía sorprende a los visitantes cuando miran hacia las colinas y las ven salpicadas por pequeñas casas construidas con cierto desorden urbanístico.

El puente de unión

A un lado, el Coll, al otro, el Putxet, y en medio un torrente que parecía insalvable, hasta la construcción del puente. El viaducto de Vallcarca es una gran obra de ingeniería civil del arquitecto Miquel Pasqual Tintorer, en la que por primera vez se aplicó el hormigón armado con hierro para poder cubrir con cemento una construcción en el cauce de un torrente.

De esta forma, abriendo paso entre las dos colinas del Coll y del Putxet, quedaban conectados vehículos y personas, que podían cruzar de lado a lado. Eso supuso también la apertura del barrio a la ciudad, ya que las comunicaciones se volvían más fluidas.

Pasar por el viaducto es toda una experiencia, porque desde allí hay una de las mejores vistas de Barcelona y el mar, ya que el barrio de Vallcarca i els Penitents es uno de los puntos más altos de la ciudad.

more

Información de contacto