La Casa de l'Aigua

Patrimonio cultural
  • Modernismo
  • Parques y jardines
  • Calidad de vida

La Casa de l'Aigua

Construida en el año 1917 por encargo de la Compañía de Aguas de Barcelona para mejorar las condiciones higiénicas del suministro, la Casa de l’Aigua de la Trinitat Nova, en Nou Barris, es un nuevo atractivo cultural que amplía la oferta de espacios emblemáticos de la ciudad.

Gran valor arquitectónico y patrimonial

La Casa de l’Aigua es un equipamiento donde se pueden celebrar actos de ciudad abiertos a todo el mundo, con un alto valor patrimonial y una ubicación privilegiada, entre la llanura de Barcelona y la sierra de Collserola.

La relevancia de la Casa de l’Aigua, un centro de referencia medioambiental y eje de nueva centralidad en materia de promoción económica, radica en su claridad arquitectónica y en su tipología constructiva. Se trata, de hecho, de uno de los primeros edificios construidos con hormigón armado en Barcelona. El conjunto modernista, obra de los ingenieros Felip Esteva i Planas y Joan Sitjes, se encuentra incluido en el catálogo de patrimonio de la ciudad.

Originariamente, el complejo —que quedó cerrado en 1989— estaba formado por una estación elevadora, situada en el barrio de la Trinitat Vella; unos pabellones de cloración y un depósito, situados en la Trinitat Nova; y un túnel subterráneo que conectaba ambas instalaciones y se prolongaba en dirección a Collserola. 

Un nuevo espacio

Hoy en día, este espacio, que en el pasado fue vital en la historia de Barcelona y en el abastecimiento de uno de los bienes más preciados para la supervivencia, se ha convertido en una zona donde los vecinos pueden cultivar sus huertos, de modo que se ha devuelto al distrito el origen rural y campesino que siempre ha tenido. Actualmente, la Casa de l’Aigua es un equipamiento con un alto valor patrimonial y una ubicación privilegiada donde se pueden celebrar actos de ciudad abiertos a todo el mundo.

more

Información de contacto