El núcleo de Santa Eulàlia de Vilapicina

Espacios urbanos
  • Edad Media
  • Patrimonio cultural
  • Turismo responsable

El núcleo de Santa Eulàlia de Vilapicina

Los orígenes medievales y rurales de una anciana Barcelona salen a la luz en medio de la nueva ciudad de forma sorprendente. Escondido en el distrito de Nou Barris, en la pequeña calle de Pere d'Artés, el núcleo de Santa Eulàlia de Vilapicina, con un santuario y dos masías, es un fragmento de pasado histórico que invita a hacer un viaje fascinante al lugar que dio origen al distrito.

Herencia medieval

El núcleo de Santa Eulàlia de Vilapicina era una antigua aldea que data de los siglos X y XI y que pertenecía al antiguo municipio independiente de Sant Andreu, antes de ser anexionado a Barcelona a finales del siglo XIX. Actualmente forma parte del distrito de Nou Barris y, a pesar del tiempo que ha pasado, todavía se conservan vestigios de esta antigua población rural que se asentó en torno a la iglesia que todavía permanece en pie.

La histórica calle de Pere d'Artés recorre el antiguo conjunto, que sobrevive después de más de mil años de historia. Su elemento central es la iglesia de Santa Eulàlia de Vilapicina, que en 1782 fue construida sobre unos vestigios anteriores, aunque todavía conserva la capilla original del templo románico y también uno de los muros exteriores.

Masías con historia

El antiguo camino de Vilapicina que unía Sant Andreu con Horta también se respetó, y se construyó, además, el puente que une el recinto con la masía de Can Basté, otro de los elementos que todavía se pueden observar de este antiguo núcleo. Esta masía del siglo XVII, antigua propiedad de masoveros, ha sido remodelada varias veces a lo largo de su historia, hasta que en 1980 pasó a ser propiedad del Ayuntamiento y se transformó en el Centro Cívico Can Basté. També alberga un centro cívico la Torre Llobeta. Antigua casa señorial del siglo XV, es una de las masías más destacables del llano de Barcelona.

Otro elemento del núcleo histórico de Vilapicina es la masía Ca n'Artés, que durante los siglos XIV y XV fue un hostal de viajeros propiedad del monje Pere d'Artés, aficionado al arte.Actualmente la casa se encuentra en un estado precario, pero aún conserva elementos originales medievales, como la puerta de arco de medio punto en el centro de la fachada y una de las ventanas con arco apuntado.

Pasear por este trozo de historia en el actual distrito de Nou Barris y observar los vestigios rurales de lugares que han dejado de existir invita a viajar a un pasado que, a pesar de ser lejano, sigue vigente.

more

Información de contacto