La Fabra i Coats

Patrimonio cultural
  • Creatividad
  • Espacios de estudio e investigación
  • Investigación y conocimiento

La Fabra i Coats

Donde antes se hilaba, ahora se crea arte; donde antes entraban miles de trabajadores, ahora los ciudadanos tienen un centro para disfrutar. Fabra i Coats, antigua hilatura que dio nombre y carácter a una parte de Sant Andreu, es ahora un espacio recuperado que proclama orgulloso el espíritu obrero de un barrio.

Hilando el pasado

Las sirenas que marcaban las horas de entrada y salida de los trabajadores de la Fabra i Coats eran también las sirenas que regulaban la vida del pueblo de Sant Andreu. La empresa de hilaturas Fabra i Coats se convirtió en el gran centro de producción para los andreuencs y, a principios del siglo XX, Ca l'Alzina, también conocida como Can Mamella, daba trabajo a más de 1.500 personas. Fabra i Coats estaba ubicada en un recinto industrial que ocupaba dos islas enteras que hoy, gracias a la acción vecinal, se han convertido en un espacio recuperado para los ciudadanos, con 30.000 metros cuadrados que acogen un gran centro cultural y social.

La empresa de hilaturas nació en 1839, pero no fue hasta 1903, momento en que se fusionó con la empresa escocesa J&P Coats, cuando tomó el nombre con el que fue conocida en todas partes, Fabra i Coats, adoptando un modelo empresarial sorprendente para la época, porque importó mejoras para los trabajadores, como las vacaciones pagadas, las escoles bressol en el recinto o la asistencia sanitaria.

La fábrica del siglo XXI

Can Fabra dejó en Sant Andreu un poso de colonia industrial que todavía se mantiene en nuestros días. La reconversión industrial cerró la fábrica, pero el Ayuntamiento compró los locales y los terrenos para destinarlos a usos culturales. Can Fabra, que había sido el sostén de generaciones y generaciones de andreuencs, se transformaba de arriba abajo para convertirse en un centro cultural de primer orden, el Centro Can Fabra. Un antiguo edificio industrial que hoy contiene un laboratorio de creación artística, la Fabra i Coats-Fábrica de Creación, el Centro de Arte Contemporáneo, el Centro Cultural Can Fabra, la Biblioteca Ignasi Iglésias, el Casal de Barrio de Sant Andreu, el espacio social y cultural Josep Bota y la plaza de Can Fabra. Donde antes hilaban los obreros, ahora los nietos y bisnietos de aquellos obreros disfrutan, crecen y crean arte.

more

Información de contacto

Síguenos: