La playa de la Nova Icària

Espacios naturales
  • Barcelona'92
  • Para hacer deporte
  • Calidad de vida
  • Turismo responsable

La playa de la Nova Icària

La urbanización de la Vila Olímpica a finales de los años ochenta del siglo pasado y la voluntad de abrir un frente marítimo accesible para los ciudadanos hicieron de Sant Martí el distrito de las nuevas playas de la ciudad. La de la Nova Icària, céntrica y tranquila, es una de las favoritas de todos aquellos a los que les gusta pasar largas estancias junto al mar.

Sueños hechos realidad

Con un nombre que recuerda la isla griega y el vuelo mítico de Ícaro, fue el socialista utópico Étienne Cabet quien, al principio del siglo XIX, ideó con este nombre una isla imaginada en la que las máquinas sustituyeran a los hombres para desempeñar las tareas más duras. El urbanista Ildefons Cerdà, que plasmó su propio sueño utópico de ciudad en L'Eixample de Barcelona, designó con este nombre sugerente al antiguo camino que conducía al cementerio del Poblenou y que estaba entonces rodeado de fábricas.

Durante décadas, el espacio que ocupa la playa de la Nova Icària fue conocido como el Somorrostro, un barrio de barracas en el que vivían miles de familias que disponían de condiciones muy exiguas. Tras la desaparición de este poblado, a finales de los años sesenta, la zona quedó olvidada hasta que, con los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, el sueño de Cerdà se cumplió. La Nova Icària se recuperó y se convirtió en una de las playas más preciadas para todos los barceloneses.

Tranquilidad y diversión

La playa de la Nova Icària es hoy en día una de las más tranquilas de Barcelona, junto con la del Bogatell. Es por eso por lo que en esta playa se registra un tiempo de estancia más largo que en las demás por parte de los usuarios.

Con el telón de fondo de las torres gemelas del Puerto Olímpico, la Nova Icària, situada en el centro del litoral de la ciudad, tiene 415 metros de longitud y dispone de uno de los equipamientos para el ocio más completos de las playas barcelonesas. Se puede disfrutar de una jornada tranquila en las mesas de pimpón junto al espigón del Bogatell o en los dos campos de vóley próximos al Puerto Olímpico.

more

Información de contacto

Síguenos: