El Estadio Olímpico Lluís Companys

Para hacer deporte
  • Barcelona'92
  • Ocio y tiempo libre
  • Para hacer deporte
  • Calidad de vida

El Estadio Olímpico Lluís Companys

Construido en 1929 por Lluís Abellán Aynés y remodelado en los años ochenta, el Estadio Olímpico Lluís Companys es una instalación deportiva de primer orden y uno de los elementos más importantes de la llamada Anilla Olímpica, situada en el parque de Montjuïc. Jugó un papel imprescindible durante las Olimpiadas del año 1992, y todavía hoy se considera uno de los equipamientos más destacados de la ciudad.

Memoria olímpica

El Estadio Olímpico Lluís Companys es una de las instalaciones deportivas más emblemáticas que se encuentran en el parque de Montjuïc y que forman parte de la denominada Anilla Olímpica. Acogió la inauguración y la clausura de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, así como muchos otros acontecimientos importantes a lo largo de la historia de la ciudad, por lo que ocupa un lugar privilegiado en el corazón de muchos ciudadanos.

Construido por el arquitecto Lluís Abellán Aynés e inaugurado en 1929 con motivo de la Exposición Internacional de Barcelona, acogió en aquel momento cinco de los partidos más importantes de la liga y siguió en funcionamiento hasta el año 1955, en el que se celebraron los Juegos Mediterráneos. Tras este último acontecimiento, pasó un periodo de decadencia y no fue hasta el año 1992, con las Olimpiadas de Barcelona, cuando el equipo de arquitectos Vittorio Gregotti, Frederic de Correa, Alfons Milà, Joan Margarit y Carles Buxadé remodeló completamente el estadio. Dejando a un lado la fachada exterior, que se conservó, en su interior se levantaron nuevas graderías, hasta un aforo total de 54.000 espectadores.

Deporte de alto nivel

Sus instalaciones han sido catalogadas por la UEFA como un estadio cinco estrellas, con lo que puede albergar competiciones deportivas de máximo nivel internacional. En el 2010 acogió el Campeonato Europeo de Atletismo, por lo que fue nuevamente remodelado, y en la actualidad tanto visitantes como residentes lo consideran, junto con el Camp Nou, una instalación deportiva primordial de la ciudad. Su nombre rinde honor al presidente de la Generalitat durante la Guerra Civil, Lluís Companys, que fue fusilado en el mismo Castillo de Montjuïc, cerca del estadio.

more

Información de contacto