La Fuente Mágica

Patrimonio cultural
  • Creatividad
  • Modernismo
  • Ocio y tiempo libre

La Fuente Mágica

La Fuente Mágica de Montjuïc fue tildada de locura cuando se propuso la construcción para la Exposición Universal de 1929, y realmente todavía hoy día puede impresionar a más de uno. Sus juegos de luz, agua, color y música ofrecen uno de los espectáculos nocturnos más atractivos de la ciudad y son el elemento más admirable del conjunto de cascadas de la avenida de la Reina Maria Cristina.

Un surtidor sorprendente

Dentro del conjunto de cascadas que Carles Buïgas diseñó para embellecer la entrada de Montjuïc, la Fuente Mágica se considera su elemento más bello y un espectáculo de visión obligada en Barcelona. Su historia se remonta a la Exposición Universal de 1929, cuando los organizadores de este acontecimiento consideraron que había que diseñar algún elemento especial que sorprendiera y fuese arriesgado. Así fue como el ingeniero Carles Buïgas imaginó la Fuente Mágica de Montjuïc y, aunque al principio para muchos resultaba un proyecto demasiado ambicioso, finalmente se construyó en menos de un año con juegos de luz muy similares a los que se pueden ver en la actualidad.

Espectáculo imprescindible

Con su proyecto, Buïgas deslumbró al público mediante unos juegos de luz que podían servir para embellecer la fuente y hacerla “mágica”. El espectáculo de fantasía que ofrece, con agua en movimiento, luces de color y la música que se añadió en los años ochenta, se ha convertido en una visita obligada para cualquier persona que quiera conocer Barcelona.

more

Información de contacto

Síguenos: