Los jardines de Mossèn Costa i Llobera

Espacios naturales
  • Espacios naturales
  • Parques y jardines
  • Calidad de vida
  • Turismo responsable

Los jardines de Mossèn Costa i Llobera

Repletos de especies exóticas traídas de regiones desérticas y subdesérticas de todo el mundo, los jardines de Mossèn Costa i Llobera están especializados en cactus y plantas suculentas. Uno de sus secretos es el microclima particular con el que cuentan, con una temperatura dos grados superior al resto de la ciudad que permite la supervivencia de estas especies.

El parque de los cactus

De entre las rarezas y curiosidades que se pueden encontrar en Barcelona, los jardines de Mossèn Costa i Llobera, situados en la falda de Montjuïc orientada al mar, son una de las más especiales. Se trata de unos jardines de 6 hectáreas que ofrecen un viaje por tierras lejanas a través de las especies de cactus más exóticas del planeta: especies subdesérticas, tropicales y desérticas, así como de zonas de alta montaña. La zona del parque goza de un microclima con una temperatura media entre dos y tres grados superior a la del resto de la ciudad, lo que es perfecto para este tipo de plantas.

Uno de los mejores jardines del mundo

Los jardines de Mossèn Costa i Llobera se crearon en el año 1970 y llevan este nombre en homenaje al poeta mallorquín Miquel Costa i Llobera, autor del poema El pi de Formentor. Fue un proyecto conjunto entre el arquitecto Joaquim Maria Casamor y el maestro de la escuela de jardinería, técnico y especialista en plantas carnosas, Joan Pañella. Después de su inauguración, los jardines han pasado por un largo proceso de remodelación y por la replantación de un gran número de plantas que fueron víctimas del frío en las heladas de 1985 y 1987. A pesar de ello, elNew York Timespublicó un artículo afirmando que se trataba de uno de los mejores jardines del mundo.

Además de las ochocientas especies de cactus y plantas suculentas, los jardines ofrecen unas vistas panorámicas impresionantes de la franja litoral de la ciudad y del puerto. El parque se encuentra a tan solo diez minutos andando de la estatua de Colón y de la rambla de Santa Mònica y, a pesar de ser bastante antiguo, todavía resulta algo desconocido incluso para muchos barceloneses. Suenorme recorridoresulta una clase al aire libre en vivo y en directo sobre plantas carnosas de lo más impresionantes en comparación con el tipo de vegetación que se suele ver en un clima mediterráneo como el de Barcelona.

more

Información de contacto

Síguenos: