Santa Creu d’Olorda

Ocio y tiempo libre
  • Espacios naturales
  • Patrimonio cultural
  • Calidad de vida
  • Turismo responsable

Santa Creu d’Olorda

Aunque está situada más cerca de poblaciones como Molins de Rei o Sant Cugat del Vallès, la ermita románica de Santa Creu d’Olorda es barcelonesa en términos administrativos. Ubicada dentro del Parque Natural de la Sierra de Collserola, el área de esta iglesia es, hoy en día, una zona de recreo agradable que invita a disfrutar de diversas actividades al aire libre.

Entre la naturaleza y la historia

El lugar en el que se encuentra la ermita de Santa Creu d’Olorda —que toma el nombre de una cima próxima, el monte de Olorda— invita a todo tipo de actividades de ocio relacionadas con la naturaleza, pero también a descubrir el patrimonio arquitectónico y cultural del parque. Además de pasear, admirar las vistas, hacer senderismo, conocer la fauna y la flora del lugar y desconectar de la ciudad, visitar la iglesia representa una auténtica lección de historia del arte.

El patrimonio de Olorda

La primera noticia que se tiene de la fundación de Santa Creu d’Olorda data del siglo IX. El conjunto estaba formado por la ermita, el cementerio, la casa rectoral y un castillo. El ábside y la nave primigenia de la iglesia se construyeron durante el siglo IX y, posteriormente, se fueron añadiendo y modificando elementos. La ermita fue incendiada en el año 1936 al estallar la Guerra Civil y, más tarde, restaurada por el Centro Excursionista Els Blaus de Sarrià.

Al lado de la iglesia, existió durante un breve periodo de tiempo un castillo, hoy desaparecido. Construido durante el siglo XIV, perteneció al rey Pedro el Ceremonioso, que lo vendió. Lamentablemente, documentos del año 1430 ya lo citan como una construcción en mal estado y medio abandonada.

En esta área también destacan otros elementos de interés, como la Torre del Bisbe o la Fuente de Santa Margarita.

more

Información de contacto