Espacios urbanos
  • Ocio y tiempo libre
  • Para ir de compras
  • Calidad de vida

Sarrià

Con sus calles estrechas y sus casas de veraneo, Sarrià conserva aún un aspecto de pueblo que impregna plazas, rincones y tiendas. Es uno de los barrios con más zonas verdes de la ciudad, lleno de edificios modernistas, unos postres para recordar y unas patatas bravas para soñar. Sarrià sorprende con la tranquilidad de sus calles y también con un desafío para los más curiosos: encontrar el antiguo cementerio.

Espíritu de pueblo

El barrio de Sarrià conserva aún el aire de pueblo que entusiasmó a la burguesía catalana del siglo XIX: pequeñas calles y plazas que se vertebran en torno a la calle Major, aceras estrechas en calles para peatones y gente vecina que se saluda al pasar. Sarrià, por la influencia de los menestrales y burgueses que instalaron las casas de veraneo, fue una de las zonas más prósperas de Barcelona. Un esplendor que se manifiesta en el ámbito arquitectónico, con casas, muchas de las ellas modernistas, que se pueden ver en el casco antiguo, en el pasaje de Mallofré o en la plaza de Sant Vicenç.

Paseos dulces y poéticos

Cerca de la plaza de Sarrià encontramos laCasa Orlandai, el actual centro cívico del distrito, una joya modernista con unas decoraciones interiores y unos vitrales que merecen una visita e incluso un café en la terraza interior. Pasear por Sarrià no sería lo mismo sin detenerse a admirar el goloso escaparate de la pastelería Foix, toda una institución en el barrio. Con más de 125 años de historia, este establecimiento ha endulzado la vida de muchos barceloneses. El escritorJ. V. Foix, hijo del fundador de la pastelería, cambió dulces por poemas y se convirtió en una de las mayores figuras literarias de las letras catalanas. Y de los pasteles a las patatas, porque en Sarrià, concretamente en el Bar Tomàs, en la calle Major, se comen las consideradas las mejores patatas bravas de la ciudad.

Sarrià fue un núcleo independiente hasta 1921, cuando se anexionó a Barcelona. A pesar de ello, Sarriàtodavía mantiene su espíritu de pueblo independiente de la gran Barcelona. Paseando por susplazas y calles, podemos prestar atención a casas y tiendas: susurran la historia de un pueblo que se mantiene fiel a su esencia.

more

Información de contacto