Se pueden encontrar unos 300 puestos donde se pueden comprar todo tipo de productos relacionados con la decoración navideña del hogar.

No podéis volver a casa sin echarle un vistazo (y quizás también comprar) a la figura más popular de los pesebres catalanes, el caganer, una pequeña figura agachada sobre una caca humeante con los pantalones bajados a la altura de los tobillos. Aunque la figura original del caganer representa a un campesino catalán típico, las variaciones modernas incorporan un elemento de sátira sobre temas de actualidad, y hoy en día se pueden encontrar representaciones de los políticos e incluso de los miembros de algunas familias reales.

Además de artículos para pesebres, el mercado tiene puestos de venta de una amplia variedad de productos artesanales que van desde la joyería hecha a mano hasta productos textiles y juguetes de madera.

También se organizan actividades para los que esperan con más ilusión la Navidad, los más pequeños de la casa.

Dónde
avenida de la Catedral
Cuándo
diciembre
+