El Palau Güell

Patrimonio cultural
  • Antoni Gaudí
  • Creatividad
  • Modernismo

El Palau Güell

En el popular Raval, la trabajada fachada modernista del Palaciu Güell destaca entre los edificios sencillos y los comercios populares del barrio. Fue la primera obra importante de Antoni Gaudí, y sus formas ornamentales y la innovadora concepción del espacio y la luz le otorgan un gran valor arquitectónico.

Los inicios del modernismo y el art nouveau

Como punto de partida de la fructífera relación de mecenazgo entre Eusebi Güell y el arquitecto Antoni Gaudí, el Palau Güell fue el primer encargo importante que el industrial encomendó al artista. Construido entre 1886 y 1888, es un ejemplo magnífico de arquitectura modernista para uso doméstico, con la combinación de funcionalidad y diseño innovador que solía aplicar Gaudí a sus obras.

El edificio se encuentra en la calle Nou de la Rambla, una de las más emblemáticas del Raval. La elección del lugar es insólita, ya que gran parte de la burguesía se estaba instalando en L'Eixample. Así, el edificio destaca como una joya única y una rara avis entre las casas más bajas y sencillas del entorno.

Inspiraciones orientales y naturalistas

En plena etapa orientalista, Gaudí se inspiró en el arte islámico para crear este palacio, especialmente en el mudéjar y el nazarí. De ahí la abundancia de baldosa cerámica, arcos mitrales y remates en forma de cúpula y templete. También está considerado como uno de los primeros edificios de art nouveau del mundo a causa de las formas estilizadas vegetales y orgánicas que se inspiraban en la naturaleza. De este modo, el edificio resulta un juego maestro entre luz, espacio y volumen.
También cabe destacar que fue la primera vez que Gaudí usó el trencadís, revestimiento irregular de mosaico que más tarde pasaría a ser un sello personal de su obra. También las chimeneas del palacio, cada una diferente de la otra, sirven como representación del concepto ornamental que más tarde el arquitecto aplicaría a otros proyectos, como La Pedrera o la Casa Batlló.

Declarado monumento histórico artístico por el Estado español en 1969 y patrimonio mundial de la Unesco en 1984, el Palau Güell es un edificio de gran belleza que resulta imprescindible para todo aquel que quiera comprender la obra de Gaudí en su conjunto. Forma parte, también, del Proyecto Raval Cultural, una iniciativa que pretende poner al alcance de todo el mundo el patrimonio artístico y cultural del barrio.

more

Información de contacto

Síguenos:

También te puede interesar...