La Casa Amatller

Patrimonio cultural
  • Creatividad
  • Josep Puig i Cadafalch
  • Modernismo

La Casa Amatller

En pleno paseo de Gràcia, en el epicentro de la Barcelona modernista, la Casa Amatller es un gran legado arquitectónico y artístico. De inspiración flamenca mezclada con el gótico catalán, la Casa Amatller está considerada como una de las mejores obras del arquitecto Josep Puig i Cadafalch, uno de los máximos exponentes de la época dorada del modernismo.

El modernismo de la discordia

Pegada a la Casa Batlló, la Casa Amatller fue construida por Josep Puig i Cadafalch, uno de los arquitectos que más rivalizaron con Antoni Gaudí a principios del siglo XX. Por el hecho de que están una junto a otra y de que ambas son impresionantes, y de que se encuentran muy cerca de la Casa Lleó i Morera y de otras magníficas casas modernistas, esta zona situada en pleno paseo de Gràcia se conoce todavía hoy en día como la Manzana de la Discordia.

Entre 1898 y 1900, la casa fue construida por encargo del chocolatero Antoni Amatller en el momento en que se acababa de abrir L'Eixample, cuando las familias burguesas de toda la ciudad decidieron adoptar el paseo de Gràcia como su asentamiento particular.

Una casa flamenca

El edificio está inspirado en las casas holandesas del siglo XVII, con una fachada típicamente flamenca cubierta de cerámica de forma triangular y plana en la parte superior. La fachada interior y la entrada están decoradas con esculturas de Eusebi Arnau con motivos típicamente catalanes, como san Jordi matando al dragón y, también en honor del propietario chocolatero, con los apellidos familiares y referencias a su oficio.

Además de ser chocolatero, Amatller cultivaba una gran afición por la fotografía, y fue su hija la que transformó la casa familiar en un centro artístico, el InstitutoAmatller de Arte Hispánico. Además, una selección del archivo de las inmensas colecciones de su padre se expone en la planta baja.

more

Información de contacto

Síguenos: