La Granja Vieja de Martí Codolar

Patrimonio cultural
  • Espacios naturales
  • Ocio y tiempo libre
  • Parques y jardines

La Granja Vieja de Martí Codolar

Masía rural, palacio residencial, zoológico, seminario… Las múltiples facetas de la histórica Granja Vieja de Martí Codolar, y sus terrenos, son una muestra de la evolución del distrito de Horta-Guinardó a lo largo del tiempo. Además, la mezcla de estilos estéticos que acumulan las paredes del edificio la han convertido en una joya arquitectónica protegida como bien de interés cultural local.

Atravesar el tiempo

Seminario de los salesianos y residencia para visitar o hacer un pequeño retiro, la Granja Vieja de Martí Codolar es una finca de origen agrícola con un palacio residencial que, además de ser un rincón idílico de Barcelona, guarda en el interior una gran riqueza histórica.

El origen de la granja se remonta al siglo XVII, cuando el distrito de Horta-Guinardó era eminentemente rural y se edificó la masía Can Gausachs. Así se mantuvo hasta que, en el siglo XVIII, la adquirió la familia Milà de la Roca, que a principios del siglo XIX convirtió la masía en una casa señorial con un estilo afrancesado. Pero no fue hasta mediados del siglo XIX cuando el nuevo propietario, Lluís Martí Codolar, y su familia llenaron los jardines de animales exóticos, lo que dio lugar al primer zoológico de Barcelona.

Un lugar ecléctico

La cesión de la Granja Vieja a la congregación de los salesianos en el año 1946 estuvo muy relacionada con la buena amistad que Lluís Martí Codolar hizo con Joan Bosco, y que se extendió a los salesianos de Sarrià. El ambiente rural, la mística religiosa y la elegancia señorial se combinan en la Granja Vieja de Martí Codolar en una armonía sin estridencias que continúa fascinando

more

Información de contacto