El parque del Guinardó

Espacios naturales
  • Ocio y tiempo libre
  • Parques y jardines
  • Calidad de vida
  • Turismo responsable

El parque del Guinardó

En el barrio del Guinardó, en la conocida plaza del Nen de la Rutlla, se abre el parque del Guinardó, un universo natural que permite pasar en pocos minutos del contexto urbano a un bosque frondoso. Los jardines históricos, por los que cruza un torrente canalizado con estanques y saltos de agua, se organizan en terrazas que invitan a pasear y disfrutar de la vegetación forestal.

Tres parques en uno

El parque del Guinardó, que ocupa unos terrenos que antiguamente se habían destinado principalmente a uso agrícola y asciende cuesta arriba, es uno de los espacios verdes más grandes de Barcelona. Con tres zonas muy diferenciadas, la parte inferior corresponde a un parque urbano; la intermedia, a unos jardines históricos, y la superior, a un bosque forestal que sorprende en medio de la ciudad.

La entrada del parque tiene como protagonista la escultura El niño del aro, realizada por Joaquim Ros i Bofarull en el año 1961. Desde allí, una serie de bancos, escaleras y zonas de juegos infantiles se abren como antesala de un espacio natural sorprendente.

Agua y montaña

El parque histórico se diseñó en el año 1918, con un proyecto a cargo de los arquitectos paisajistas Jean-Claude Nicolas Forestier y Nicolau M. Rubió i Tudurí, que proyectaron unos jardines mediterráneos y clasicistas que daban especial protagonismo al agua, que corre por diferentes fuentes, canales y pequeñas piscinas. Destaca la popular Fuente del Cuento, a la que desde tiempos antiguos acudían los vecinos, especialmente las parejas que buscaban un rincón solitario.

En lo más alto, el paisaje queda dominado por la vegetación forestal, con pinos, cedros y encinas. Los caminos empinados que se entrecruzan conducen al mirador de la Mitja Lluna, desde donde se pueden contemplar unas vistas privilegiadas de la ciudad.

more

Información de contacto