Espacios naturales
  • Espacios naturales
  • Parques y jardines
  • Calidad de vida

El Turó Park

Con pequeñas zonas boscosas, parterres floridos, un estanque, plazas de regusto romántico y numerosos árboles, el Turó Park es un refugio bucólico donde disfrutar de la naturaleza en plena ciudad. Abierto a la avenida de Pau Casals, está dedicado al poeta Eduard Marquina y acoge diversas piezas de arte que invitan a dejar volar sueños y fantasías.

Un antiguo parque de atracciones

El Turó Park debe su nombre al antiguo parque de atracciones que hubo en los terrenos de la familia Bertrand-Girona hasta el año 1929. Tras un pacto entre esta familia y el Ayuntamiento, Nicolau M. Rubió i Tudurí, director del servicio de parques de Barcelona en aquellos tiempos, propuso la construcción del Turó Park en estas fincas tal como se conoce hoy en día.

El espacio, dedicado al poeta Eduard Marquina, es un lugar recogido y elegante que cuenta con buena parte de su arbolado original, como un algarrobo centenario, laureles, chopos, encinas, etc. Uno de los espacios más destacables del parque es el estanque, rodeado de árboles y cubierto de nenúfares que florecen en primavera.

Música y poesía

Otro elemento notable del espacio es el parterre de Boulangrin, que fusiona elementos anglosajones y árabes, con un arroyo, dieciséis grandes magnolias y bancos de piedra para sentarse.

Su valor artístico y cultural reside también en las esculturas, como la que Apel·les Fenosa dedicó al violonchelista Pau Casals o la que Josep Clarà esculpió en homenaje al tenor catalán Francesc Viñas. Además, hay un recorrido poético que invita a conocer el parque de la mano de poetas como Sylvia Plath, Fernando Pessoa, Salvador Espriu y Federico García Lorca.

more

Información de contacto

Síguenos: