MAMADOU KORKA DIALLO

Guinea-Conakry

Desarrollador de software
9 años en Barcelona

Mamadou llegó a Barcelona con 16 años y muchos sueños y esperanzas, sobre todo porque quería ayudar económicamente a su familia que se encontraba en Senegal. Ahora lleva 9 años viviendo en Barcelona.

En Barcelona trabaja como desarrollador de software, un trabajo que le encanta porque le permite ayudar a gente. Estas personas le dicen lo que quieren y necesitan y él lo transforma en soluciones tangibles.

¿Qué es lo que más te gusta de vivir en Barcelona?
Las personas. No deja de maravillarme lo abiertas y hospitalarias que son. Y, por supuesto, que es una ciudad bonita. Me sorprende la cantidad de oportunidades que puedes tener si socializas en esta ciudad. Recomiendo a todo recién llegado que conozca a mucha gente y que asista a muchos eventos, no solo de su ámbito, sino también culturales.

¿Qué ha aportado a tu vida vivir en Barcelona?
Barcelona me ha convertido en una persona más abierta de miras y me ha enseñado mucho sobre otras culturas muy diferentes a la mía.

¿En qué puede mejorar Barcelona?
Creo que se debería controlar más el coste de la vida, sobre todo en lo relacionado con la vivienda, ya que cada vez es más complicado encontrar un buen sitio para vivir por un precio justo. Por otro lado, deberían celebrarse más eventos o talleres interculturales en la ciudad que reúnan a gente de la ciudad y a extranjeros en un mismo sitio para intercambiar ideas acerca de cómo mejorar la ciudad.

¿Cómo disfrutas Barcelona durante un día libre?
Me gusta pasear y conocer a gente de cualquier sitio.

¿Por qué elegiste Montjuïc como tu lugar favorito de Barcelona?
Porque me relaja estar rodeado de naturaleza y también me permite soñar a lo grande. Siempre que contemplo la ciudad desde esta gran montaña me digo a mí mismo que tengo que soñar con lo que quiera porque todo es posible.