Sant Andreu

Sant Andreu

El distrito de Sant Andreu es como sus vecinos: carácter, lucha y un profundo respeto por las tradiciones. De Els Tres Tombs al Esclat y tantas otras fiestas, la tradición marca el rumbo de un antiguo pueblo que, anexionado a Barcelona, aún mantiene su espíritu.

Tradiciones para dejarse llevar

La memoria de la ciudad pasea y se toma un café por los barrios de Sant Andreu. El distrito mantiene un carácter tradicional y un sentimiento de pueblo que conserva entre sus calles antiguas y empedradas, las plazas con soportales y los comercios centenarios. En él se esconden restos romanos, y se pueden descubrir sólidas masías que hablan de un pasado rural, de un pueblo que se convirtió en núcleo urbano y que acabó siendo parte de la gran Barcelona actual. Pero es también un pasado industrial que evoca luchas obreras, sindicalismo y apoyo vecinal, y que ahora se recupera para la ciudad abriendo recintos como el parque de la Pegaso, en la Sagrera; la fábrica de creación Nau Ivanow, o la Fabra i Coats, antigua sede de una Filatura con 30.000 metros cuadrados de antiguo uso industrial que han pasado a ser de uso público, y que incluye, entre otras, la Fábrica de Creación y el Centro Cultural Can Fabra.

El orgullo andreuenc

Sant Andreu son sus vecinos y sus tradiciones, raíces que no se quieren perder ni esconder bajo capas de hormigón y que los ciudadanos se encargan de reclamar, como los edificios centenarios de la calle Major, donde se alzan orgullosas algunas joyas arquitectónicas, como la modernista Can Guardiola o la Casa Bloc, obra maestra del racionalismo catalán.

Tradiciones que pasan de padres a hijos también con orgullo, como Els Tres Tombs, la romería de carrozas de Sant Antoni, una de las más antiguas de Barcelona y la primera del calendario anual, en la que se bendicen los animales y se lanzan toneladas y toneladas de caramelos. Y el Esclat Andreuenc, con la comparsa de los trabucaires de Sant Andreu, que llena de ruido las calles del barrio y despierta a la ciudad entera con los tiros de sus trabucos. ¡Sant Andreu es trabuco!

Sant Andreu