La Barcino romana

La fundación de una ciudad

Las murallas romanas que rodean el corazón de Barcelona abarcan la Barcino que existió entre el siglo I a. C. y los inicios de la Edad Media. Una ciudad que nació como una pequeña colonia y que creció poco a poco hasta convertirse, durante un breve periodo de tiempo, en ciudad imperial. 

  • Las columnas del Templo de Augusto

    Las columnas del Templo de Augusto

    Escondidas en el patio de un palacio gótico, en la calle del Paradís, se conservan cuatro columnas de 12 metros de altura del templo edificado por los romanos en honor del emperador Augusto en la cima del Mons Taber.

    El MUHBA en la plaza del Rei

    El MUHBA, plaza del Rei

    El Museo de Historia de Barcelona, (MUHBA), se integra dentro de uno de los conjuntos monumentales más importantes de la ciudad. Incluye restos de Barcino y, en el subsuelo, se puede pasear por las calles romanas y por los interiores de algunos edificios.

    Las termas portuarias en el Centro Cívico Pati Llimona

    La puerta de Mar y las termas portuarias

    En el interior del Centro Cívico Pati Llimona se encuentran los restos de las termas portuarias que estaban fuera de las murallas, así como una parte de la puerta de Mar, que daba acceso a uno de los extremos del decumanus.

    La Vía Sepulcral Romana

    La Vía Sepulcral Romana

    Fuera de la antigua Barcino amurallada, en la actual plaza de la Vila de Madrid, se encuentran los restos de la Vía Sepulcral Romana, una necrópolis del siglo I al III. En el centro de interpretación se exponen objetos encontrados en el yacimiento.

    Mosaico policromo de la domus de Sant Honorat

    El Domus de Sant Honorat

    Los restos de la gran domus descubierta en la calle de Sant Honorat, cerca de la plaza de Sant Jaume, y que incluye locales comerciales del siglo IV, permiten conocer mejor la arquitectura doméstica de la época romana.

    El Museo Arqueológico de Cataluña

    El Museo Arqueológico de Cataluña

    Para encontrar los vestigios que ilustran la evolución de Barcelona y Cataluña desde la época prehistórica, hay que dirigirse al Museo Arqueológico de Cataluña, en Montjuïc. Incluye piezas íberas, romanas y visigodas.

    Vista de las intervenciones arqueológicas en la plaza de los Traginers

    El Plan Barcino

    Dentro del plan Barcino, el Servicio de Arqueología del Ayuntamiento de Barcelona pone a disposición de todo el mundo una relación de los espacios donde se llevan a cabo las intervenciones.

    Trazado del perímetro de la muralla romana de Barcelona

    El mapa de la muralla romana

    Antes de iniciar un recorrido por la ciudad romana, se puede consultar la Carta arqueológica de Barcelona, que permite conocer el perímetro exacto de la muralla de Barcino.